Para los que queréis conocer más sobre mis experiencias fotográficas… seguid leyendo:

Hace ya unos años sentí la inquietud de conocer mundo y vivir nuevas experiencias fuera de nuestra zona de confort. En este momento es cuando di rienda suelta a mi yo viajero”. Durante un tiempo trabajé en el ámbito educativo, participando en proyectos de intercambio cultural con la comunicación audiovisual siempre como leitmotive. En este contexto tuve la posibilidad de impartir talleres de fotografía en escuelas rurales de países como Mali, Togo y la República Dominicana. También participé en proyectos de cooperación internacional.

En mis viajes he tenido la suerte de conocer países como Senegal, Mali, Camerún, Brasil y Colombia dónde me he sumergido en la elaboración de trabajos personales. Rituales, fiestas y tradiciones populares han sido algunos de los temas en los que me he centrado al largo de este tiempo.

En el siguiente enlace podréis leer una entrevista donde cuento un poco de mi recorrido durante este tiempo.

Después de estos viajes fotográficos llamó a mi puerta el “yo familiar” pidiendo a gritos un cambio. En este momento es cuando viví uno de los capítulos más felices de mi vida. Conocí a la persona que amo con la que hicimos un viaje muy particular al corazón de África, una experiencia llena de aventuras y emociones. Fue entonces, amarado aún de los bellos paisajes africanos, cuando me di cuenta de que el “yo familiar” ganaba al “yo viajero”. Todo tiene un tiempo. En aquel momento supimos que iba a comenzar la aventura de nuestra vida: ser padres. Una aventura que sin duda tendría todos los colores y las aromas de mis viajes.